Una investigación de una agencia de ciberseguridad identificó los peligros de estas herramientas para dispositivos móviles.