Los envases son 100 por ciento biodegradables