Usuarios han recibido mensajes sobre un supuesto cobro de WhatsApp, pero en realidad se trata de una nueva forma de robar la información.