Zoom ofrece una opción a sus usuarios que les permite quitar la vista propia de la cámara durante una transmisión.