Los seres humanos hemos modificado el ambiente que nos rodea, incluso fuera de la Tierra