El malware ha atacado a más de 60 entidades bancarias europeas.