La sonda espacial ya salió de la burbuja protectora de nuestro sistema solar y se adentra aún más en el espacio profundo.