Continúa la saga de colaboraciones entre Nike y PlayStation.