Todo tiene su final…