El exoplaneta se llama PDS 70b y representa una de las últimas miradas de Hubble.