Mide menos de una pulgada. Eso la hace aún más peligrosa porque es difícil de ver.