Windows 95 tenía sonidos muy interesantes que se quedaron pegados en nuestra mente. Ahora se pueden revivir gracias a un vinilo.