Comer y jugar o trabajar en la ‘compu’ ahora son actividades que van de la mano.