Los videojuegos iniciaron siendo cosa exclusiva de las consolas. Pero a medida que avanzó el tiempo comenzó a ocupar otras plataformas.