En su momento, la radical medida de PlayStation generó rechazo en las redes sociales. Los usuarios fueron escuchados.