Kanye West y Nike están a punto de hacer historia.