El reconocimiento facial se hizo con una imagen pixelada y sin testigos de un robo a un establecimiento comercial.