Una historia de amor y odio que marcó una época en la NBA.