Solo le falta el rugido de un dinosaurio.