Bad Bunny es la gran carta que presenta WrestleMania en 2021 para recuperar el público que perdió en 2020 por la pandemia.