MSCHF vendió sus 666 zapatillas y Nike se lava las manos.