La empresa se une a Facebook como los más recientes afectados por hackeos millonarios.