LG finalmente decidió dar un paso al costado en la industria de los celulares y no va a fabricar más dispositivos.