En el intestino tenemos millones de bacterias que todos los días colaboran con nuestra digestión