Las consolas Xbox Series X y Series S cuentan con una muy buena opción de almacenamiento con el Seagate Storage Expansion Card.