Volkswagen pasará a conocerse como Voltswagen en Estados Unidos, con el fin de impulsar su programa de autos eléctricos en Norteamérica.