Las aplicaciones fleeceware se aprovechan del desconocimiento de los usuarios para realizar cobros altísimos o formalizar suscripciones.