La red social asiática, TikTok, mantiene un estricto control sobre el contenido que no permite en su plataforma.