El Código Konami hace su aparición en incontables juegos, películas y sitios web, pero ahora también aparece en juguetes para bebés.