Instagram también trabaja en una tecnología que no les permitirá a los menores mentir sobre su edad en las cuentas.