Pip es uno de los personajes menos famosos de South Park y este tuvo un destino terrible dentro de la serie y dentro de los videojuegos.