Free Fire cuenta con tantos jugadores que era cuestión de tiempo antes de que alguien hiciera hacks para este juego. Ese es el caso de Nicoo.