Desde la agencia espacial ven a este asteroide como una oportunidad dorada para estudiar la formación rocosa.