Instagram instaura una nueva función que advierte a jóvenes y menores de edad cuando un adulto quiere mandarles un mensaje privado.