El telescopio espacial submarino estudiará los neutrinos, uno de los elementos más abundantes del universo.