Ya ha pasado más de un año desde que se registró el primer caso de coronavirus en el mundo. Y aunque ya se habla de millones de infectados y fallecidos, sigue siendo un virus que se está conociendo. La comunidad científica sigue estudiando las consecuencias que genera en el cuerpo humano, entre las que destaca el corazón. Un estudio reciente encuentra que el COVID-19 podría matar células cardíacas.

Reseña Slash Gear que el estudio pertenece a la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. Estos investigadores afirman que todavía no conocen el alcance real de las consecuencias del coronavirus en el corazón. Sin embargo, saben que es delicado y siguen investigando con la intención de encontrar una terapia efectiva.

Entre los problemas principales que genera el coronavirus en el corazón es la capacidad reducida para bombear sangre. Asimismo, hay registros de que quienes sufrieron la infección presentaron ritmos anormales. Lo que no se sabe a ciencia cierta es si estos problemas son causados directamente por el virus en el corazón, o si, en cambio es una respuesta inflamatoria a una infección viral en otra parte del cuerpo, reseña el portal de la institución mencionada.

Corazón

Los datos del estudio sobre coronavirus y afecciones cardíacas

Sin embargo, aunque los datos no son concluyentes, el nuevo estudio si identifica que el virus incide directamente en el corazón. En concreto, especifican que el virus invade y se replica dentro de las células del músculo cardíaco. Entonces, esto “provoca la muerte celular e interfiere con la contracción del músculo cardíaco”, reflejan.