Navegar por Internet y visitar YouTube se ha convertido en un hábito muy frecuente entre los usuarios del mundo donde encontramos todo tipo de edades

La plataforma de videos es sin duda una fuente de entretenimiento que hoy millones de personas utilizan a diario para distraerse, aprender y solucionar problemas con la ayuda de tutoriales.

Eso sí, es importante aclarar que la mayor parte de los usuarios que ingresan a YouTube con mayor regularidad son menores de edad.

Para nadie es un secreto que YouTube arrasa entre los niños y que muchos de sus 2.000 millones de usuarios son niños, según informa La Vanguardia.

Cómo supervisar la navegación de tu hijo en YouTube

Dado el contenido amplio que se encuentra en el servicio de streaming, la compañía Google, que es propietaria de YouTube, creó una alternativa para niños llamada YouTube Kids en 2015. La plataforma tiene más de 35 millones de usuarios, pero el “problema” es que su contenido pueril.

Esto ha hecho que a partir de los 8 años los niños pierdan el interés en YouTube Kids y quieran entrar en la plataforma para adultos, según ha explicado el citado medio.

Ciencia: así es cómo dormir ayuda a tu memoria

Ciencia: así es cómo dormir ayuda a tu memoria

Si quieres recordar y aprender, debes irte a dormir temprano

Nueva opción de supervisión para menores en YouTube

Ahora YouTube ha decidido implementar una nueva opción que busca dos cosas: mantener a los menores alejados del contenido adulto y no dejarlos migrar hacia otras plataformas.

La función tiene como propósito captar la atención de usuarios con edades comprendidas entre 8 y 15 años. Esta va dirigida hacia los padres de estos para que puedan hacer una supervisión y se hará a través de un intermedio entre YouTube Kids y la versión normal de YouTube.

Google anunció que la versión prueba de esta nueva función estará disponible en 80 países.

Para que los padres puedan hacer la supervisión correspondiente necesitan vincular la cuenta de sus hijos con la suya propia, y eso se puede hacer mediante Family Link, la aplicación de control parental de Google.

Una vez sincronizadas las cuentas, los padres deberán escoger entre tres edades para configurar la supervisión de sus hijos.