Un laboratorio de la Universidad de Oxford, que trabaja en parte con la investigación sobre el coronavirus, fue víctima del ataque de hackers.

El departamento pertenece a la División de Biología Estructural de Oxford, denominada Strubi.

¿Afectaría el desarrollo de la vacuna británica contra la enfermedad? De acuerdo con Forbes, hasta ahora no hay indicios de ello.

El trabajo con las dosis anticoronavirus es realizado por el Oxford Vaccine Group y el Jenner Institute.

“Hemos identificado y contenido el problema”, señaló Alex Holden, director de tecnología de Hold Security, una firma de seguridad. “Ahora estamos investigando más a fondo”.

“No ha habido ningún impacto en ninguna investigación clínica, ya que esto no se lleva a cabo en la zona afectada”, agregó el experto.

 

¿Dónde entraron los hackers? Esto dice la Universidad de Oxford

Según Oxford, algunas de las máquinas a las que accedieron los hackers incluían dispositivos de purificación para el manejo de muestras bioquímicas. “Algunas de ellas incluían proteínas utilizadas en la investigación continua del coronavirus”, indicó la universidad a Forbes.

Universidad de Oxford.

Los intrusos rompieron la seguridad, al menos, hasta el 14 de febrero. Se desconoce si su interés era robar datos del laboratorio o sabotear la investigación.

Luego de la actividad inicial de Hold Security, Oxford contactó al Centro Nacional de Ciberseguridad del Reino Unido. “Estamos al tanto del incidente”, señalaron las autoridades británicas, “y estamos trabajando para entender completamente su impacto”.

 

La vacuna de Oxford – AstraZeneca y su incidencia en el coronavirus

La vacuna de Oxford – AstraZeneca reduce la transmisión del coronavirus, de acuerdo con los estudios publicados tanto en el Reino Unido como en Brasil y Sudáfrica.

Según los autores, el potencial de transmisión del virus se redujo en un 67% después de la primera dosis.