Desde hace aproximadamente un poco más de dos años, las baterías de los celulares, parecen ser un tema resuelto. Y con esto nos referimos a que son de muy buena calidad y duraderas. Obviamente que todo depende del uso de los dispositivos. Pero en líneas generales, hay muy buenos productos. Sin embargo, esto no quiere decir que no necesiten de un cuidado y el cargador correcto.

Por lo que vamos a detallar cinco cosas que pasan si cargas tu celular con el cargador de otra marca. En concreto, no hay ningún riesgo para encender las alarmas. Pero siempre es recomendable que carguemos con el nuestro.

Tiempo de carga

El cargador que viene con tu celular fue fabricado especialmente para él. Cuenta con un nivel mínimo de amperaje para cargar la batería. Entonces, agarrar otra marca significa que puede tener otras especificaciones y va a tardar más en completar la energía.

No me carga la batería

En el mismo orden de ideas puede pasar que nunca inicia la carga. Lo pusiste en 1% y revisas a la media hora y tiene lo mismo. Lo que sucede es que no es su marca y no cumple con el mínimo de amperaje requerido.

Cable original de cargador

Suele suceder que perdemos o se daña el cargador y vamos a la tienda y compramos uno genérico. Las especificaciones del tomacorriente pueden ser las indicadas, pero el cable no es original. Por lo tanto, no conduce la energía de manera correcta y no hace su trabajo.

Cubo de carga

Con el cubo pasa algo similar. Este es el componente más importante y si se te daña o pierde, haz el esfuerzo para comprar el original. Se necesita del nivel de energía correcto para cargar tu batería.

Más energía de la requerida

Hay cargadores que son más potentes. Eso sin duda va a cargar más rápido el celular. Pero puede que genere exceso de carga y cree problemas eléctricos que van a dañar la pila. No lo hará de inmediato, pero si progresivamente.

Celulares: ¿es más rápido cargar tu smartphone desde la computadora?