Para nadie es un secreto que Huawei cruza por momentos complicados. Luego de acumular el impacto de las múltiples restricciones comerciales que impuso el gobierno de Donald Trump sobre ellos.

A la par que la administración de Joe Biden no parece muy dispuesta a retirar algo de eso en el corto plazo. Lo que ha detonado múltiples dudas en torno al futuro de la división de smartphones de la compañía.

Huawei y su CEO quieren una cita con Joe Biden para mantener sus smartphones

Huawei y su CEO quieren una cita con Joe Biden para mantener sus smartphones

Ren Zhengfei, CEO de Huawei habla: quiere charlar con el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para reiniciar la relación comercial con el país.

Poco a poco hemos ido observando que la intención de Huawei es conservar su tradicional calendario de lanzamientos.

Pero al parecer el volumen de producción de unidades de cada modelo sería una historia muy distinta a la que conocíamos año con año.

Un recorte de casi 60%

De acuerdo con un reporte de Nikkei Asia el fabricante chino habría entrado en contacto con sus proveedores para informarles sobre sus proyecciones de producción para este 2021.

Usualmente Huawei tiene cierto volumen de demanda de componentes. Pero para este año será mucho menor.

Ya que pasaría de los 189 millones de terminales producidos en 2020 a estimar que este 2021 sólo fabricará cerca de 70 millones.

huawei mate 40 pro

Esto representa un reajuste a exactamente el 37,04% con respecto a la cantidad lograda el año pasado. Lo que sería un cambio drástico.

El motivo de esta situación sería justamente el cúmulo de restricciones del gobierno de Estados Unidos que ha mermado la capacidad de producción de sus smartphones.

Huawei vendería su marca P y Mate a otro fabricante como hizo con Honor

Huawei vendería su marca P y Mate a otro fabricante como hizo con Honor

Surge el rumor fuerte de que Huawei vendería la marca P y Mate a otra compañía. Pero el fabricante chino ha salido a dar su declaración oficial.

Algunos informantes citados por la fuente incluso estiman que la fabricación de terminales podría caer hasta los 50 millones de unidades globales.

Bajo tal escenario la situación de esta división del negoción es extrema. Aunque existen rumores de potenciales negociaciones para vender las emblemáticas líneas P y Mate.