¿Recuerdan la ilusión óptica de la fotografía de aquel vestido que dividió a la humanidad en 2015? Pues parece que acaba de volver el fenómeno viral. En forma de paleta de colores.

Es más o menos la misma controversia que ya vimos antes. Alguien publicó en una red social una imagen. Algunos ven cierta gama de tonalidades y otros lo perciben distinto.

Llamas y vestidos azules: ¿por qué necesitamos estar en las grandes discusiones?

Llamas y vestidos azules: ¿por qué necesitamos estar en las grandes discusiones?

Este artículo no es acerca de qué color es el vestido que, por cierto, es negro y azul. Punto.

Obviamente, como podría esperarse, esta cosa ha fragmentado a internet de múltiples bandos. De modo que no podíamos dejarlo pasar aquí en FayerWayer.

“¿Cuántos colores ven?”

Todo inició en Twitter, en la cuenta de @0UTR0EG0, quien hace una semana hizo una inocente publicación donde le preguntó a sus seguidores cuántos colores veían. Ya que el sólo diferenciaba 3:

Tomó un poco de tiempo pero la controversia no se hizo esperar acumulando decenas de miles de comentarios entre todas las personas que veían distintas cantidades de tonalidades.

Algunos sólo percibían tres, otros seis, otros doce, otros hasta diecisiete. Lo que llevó a volver viral la publicación.

Por fortuna los amigos de Science Alert salieron a explicar cómo es que cada individuo percibe distinto la imagen. Y es más o menos el mismo principio que aquel vestido viral.

El meollo de todo reside en el tejido fotosensible de la retina del globo ocular.  Ya que ahí se captura la luz proyectada a través de la pupila y en ese proceso nuestro cerebro a veces decide procesar los tonos como si fueran uno mismo sin distinguir gamas.

Lo cierto es que el mecanismo detrás de esta diferenciación es un misterio que aún necesita más investigación.